¿Cómo vender mi casa? Aspectos a tener en cuenta

Si quieres vender tu casa es muy probable que estés pensando en cambiarte a otra mejor para ti o para tu familia.

La compra de una casa supone una de las adquisiciones más importantes en la vida de una persona por lo que cuando nos planteamos mudarnos, estamos casi obligados, para la mayoría de nosotros, a vender nuestra actual vivienda.

Este proceso a veces puede ser muy tedioso más aún si desconocemos los puntos clave del proceso que harán más fácil todo.

Es por eso que en este post queremos abordar los aspectos que debes tener en cuenta al vender tu casa.

 

 

✅ Quiero vender mi casa ¿Qué debo saber?

Vender tu vivienda es un procedimiento fácil pero que debes planificar bien conociendo aspectos clave que de no hacerlo te supondrán invertir más tiempo y esfuerzo en el proceso.

La venta de vivienda de segunda mano en nuestro país es muy estable, según datos del Ministerio de transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se están vendiendo más de 100.000 viviendas al trimestre desde el año 2018, por lo que es un mercado estable en el que seguro puedes vender tu actual vivienda.

Venta particular Vs Mediador Inmobiliario

El primer punto que debes tener en cuenta para vender tu casa es decidir si quieres venderla de forma particular, siendo tu quien haga las fotos para el anuncio, publiques el anuncio, enseñes la vivienda… o quieres contar con un intermediario inmobiliario que se ocupe de todo esto.

También has de tener en cuenta el importe o porcentaje de la venta que destinaras al pago de sus honorarios, no los olvides!

Una vez hayas decidido este punto tendrás que poner más o menos energía en el proceso pero de una u otra forma es importante también que tengas en cuenta otros puntos.

Pon tu casa a punto

Quizás es el momento ahora de arreglar esos pequeños desperfectos que tanto tiempo llevas observando y que nunca te has parado a solventar. Una pequeña mancha en la pared a consecuencias de pequeños roces, es barra de las cortinas que se quedó mal colocada o ese grifo que gotea un poco.

También es un buen momento para valorar si es necesario quitar algunas fotos o elementos que sean muy personales y de esta forma ayudar a las personas que vean la vivienda imaginarse en ella.

Y por último valorar realizar algunas mejoras sustancial en la vivienda que aporte más valor al precio de la misma, por ejemplo: mosquiteras en ventanas, aire acondicionado, acuchillado del parquet…

Hora de Publicar tu anuncio

Pensar en el futuro comprador y ponerle fácil la decisión será crucial, si piensas en un tipo de comprador (por ejemplo una familia con 2 hijos…) podrás redactar el anuncio destacando los puntos fuertes de la vivienda que mejor se adapten a sus necesidades.

Aunque cuentes con la ayuda de un experto inmobiliario sería muy interesante que tuvieras este punto en cuenta.

Las fotos

Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, pues es en este momento en el que hay que demostrarlo.

Que el anuncio vaya acompañado de unas buenas imágenes será clave para que sea relevante y que las personas que decidan visitar la casa estén interesadas realmente en comprar tu casa.

 

 

Orden y limpieza

A la hora de enseñar tu casa es muy importante (y más ahora) mantener la vivienda muy bien ventilada, cuidar mucho la limpieza especialmente en baños y cocina, y mimando el orden de la casa.

De esta forma conseguirás una buena primera sensación a los posibles compradores.

Ya tengo comprador

Si ya tienes comprador y cuentas con la ayuda de un mediador inmobiliario el resto de trámites se encargarán ellos de prepararlos (no obstante en los siguientes puntos te los contaremos).

Si por el contrario estás llevando el proceso de forma particular deberás recurrir a una notaría o gestoría que se encargue de preparar el acto de compra-venta y toda la documentación necesaria, que más adelante detallaremos.

Gastos de la venta

En efecto, vender tu casa también cuesta dinero. Vender tu vivienda por un precio superior al invertido en el momento de su adquisición es obligatorio por ley comunicarlos en la declaración de la renta, es lo que denominamos la plusvalía.

También debes tener en cuenta a la hora vender tu casa que la operación conlleva cargas económicas como:

  • IRPF
  • Plusvalía municipal
  • Plusvalía local (o IIVTNU)

Los gastos de notaría, registro y gestoría, estos últimos normalmente abonados por el comprador.

Importante también a tener en cuenta es que si tienes una hipoteca sobre la vivienda, tendrás que cancelarla para dejar el inmueble libre de cargas y asumir los gastos correspondientes, si los hubiera.

 

✅ ¿A qué precio puedo vender mi casa?

La eterna pregunta que siempre nos hacemos al vender nuestra casa es “¿cómo saber a cuanto puedo vender mi casa?” Y es una buena pregunta ya que será clave. Nadie quiere vender su casa por debajo de su valor y nadie quiere comprar una vivienda con un precio superior al valor de mercado.

La forma más fácil de conocer el mercado es buscar viviendas cercanas a la que queremos vender (testigos) y ver sus características y precio, de esta forma tendremos un dato de suma importancia sobre el que pensar y valorar nuestro precio.

En este punto será muy importante tener en cuenta también el estado y las mejoras con las que cuentan esas viviendas y las características y mejoras de las nuestra.

También puedes contar con medios como tu propia entidad bancaria la cual habitualmente te puede dar datos aproximados de valor de mercado a través de su app.

Si contamos con intermediario inmobiliario que nos ayude en la venta este trabajo lo harán ellos, pero no está de más que tú también investigues con las opciones anteriores.

Siempre tendremos la opción de pedir una tasación para saber de forma más precisa y exacta cuánto vale nuestra vivienda. No cuesta mucho dinero y nos puede ayudar en la venta al demostrar al comprador que el precio está basado en esa tasación.

 

✅ Vender mi casa rápido ¿es posible?

La rapidez del proceso dependerá de varios factores propios sobre los que podemos influir directamente, por ejemplo:

  • El precio de la vivienda: si hemos establecido un precio más elevado respecto a los inmuebles que hay en la zona, el proceso de venta será más lento probablemente.
  • Las fotos y el anuncio: si realizamos un buen anuncio con fotos lo más profesionales posibles es muy probable que podamos vender más rápido nuestra casa.
  • Disponibilidad para enseñar la casa: poder contar con tiempo suficiente o con un intermediario inmobiliario que se encargue de esta tarea será clave para poder ser más rápidos en la venta.

Y por otro lado debemos tener en cuenta también variables externas que influyen en el proceso de venta y sobre las que no podemos tener un control absoluto como son:

  • La situación socio-económica general del país.
  • La demanda de vivienda en la zona: si se trata de una zona con mucha demanda y poca oferta es muy posible que la venta sea rápida pero si por el contrario existe mucha oferta, tendremos más competidores y puede verse reducida la velocidad del proceso de venta.
  • El precio medio de la zona: el precio al que se están vendiendo las viviendas de la zona marcará el “límite” que se pondrán los posibles compradores, por lo que si quieres vender rápido no sería conveniente salirte mucho de esos márgenes.

✅ ¿Qué documentos necesito para vender mi casa?

El punto de la documentación es clave para el proceso de venta de tu vivienda sea más ágil y puedas anticiparte a los posibles inconvenientes y ayudar al comprador.

Básicamente tendrás que demostrar que es tu vivienda, que está libre de cargas y la certificación energética que posee el inmueble.

Estos serán los mismos documentos que deberás pedir al vendedor al que comprarás tu nueva vivienda.

Demuestra que eres el propietario

Podrás demostrar que eres el legítimo propietario del inmueble con el Título de propiedad (Escrituras) o Nota Simple.

En el caso que tengas hipoteca, debes certificar la deuda pendiente. Si sigue vigente, hay que realizar la cancelación y asumir sus posibles gastos para que el nuevo comprador pueda inscribir la vivienda a su nombre. 

También necesitarás la Cancelación registral, si está amortizada la hipoteca.

Certificado Energético

Desde el 1 de junio de 2013 el certificado energético es obligatorio por lo que deberás solicitarlo a la empresas especializadas o a los estudios de arquitectura especializados en este punto, sin el no podrás vender la vivienda.

La vivienda está libre de cargas

Para demostrar que el inmueble no tiene ninguna deuda o carga soportada será suficiente con:

  • El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), este impuesto es municipal y lo puedes solicitar a tu Ayuntamiento.
  • Certificado de estar al corriente de pago de las cuotas de comunidad, en el caso que exista comunidad de propietarios. Se lo puedes solicitar al administrador de la comunidad.
  • Facturas de los suministros de la vivienda: agua, luz y gas.

Otros

También será necesario el Certificado de la Inspección Técnica de Edificios (ITE), si la vivienda hubiera teniendo alguna inspección.

Estos serían los documentos generales que necesitas para vender tu casa, pero tienes que tener en cuenta que hay comunidades autónomas que solicitan alguno más como por ejemplo los estatutos de la comunidad de propietarios o la cédula de habitabilidad.

 

✅ Vender mi casa para comprar otra ¿cómo lo hago?

Como decíamos en la introducción de este artículo esta situación es la más habitual, por lo que en realidad haremos como si de una cadena se tratara, lo cual en ocasiones puede ser algo complejo pero con una buena planificación todo será más sencillo.

El procedimiento es el mismo que comentábamos, por un lado si quieres vender tu casa debes decidir su quieres venderla tú mismo/a de forma particular o quieres contar con un intermediario inmobiliario que te ayude en el proceso.

De una u otra forma el siguiente paso será ubicar un anuncio en los portales inmobiliarios más importantes, para lo cual será necesario que realices una sesión de fotos profesional de tu vivienda y redactes un anuncio lo más concreto y persuasivo posible.

Al mismo tiempo debes buscar tu nueva vivienda, aunque es muy probable que ya tengas alguna vista o más bien incluso decidida, en ese caso debes seguir los pasos que te vayan marcando el promotor si se trata de obra nueva y si se trata de vivienda de segunda mano será el mismo procedimiento que te contamos aquí pero a la inversa, es decir tu como comprador/a.

La única dificultad que puedes encontrarte en este punto es hacer coincidir todo (compra y venta) para poder hacer la compra y la venta de forma más o menos pareja.

Si cuentas con medios económicos suficientes como para poder avanzar la compra de la nueva vivienda sin haber vendido aún tu actual vivienda será más fácil, si no fuera ese el caso tendrás que poner el foco más en la venta y posteriormente en la compra para así contar con la entrada suficiente que te permita avanzar en el proceso de compra.

Y hasta que los puntos a tener en cuenta para poder vender tu casa rápido y fácil.

Esperamos que hayan servido de utilidad y recuerda que si vas a comprar una nueva vivienda con nosotros podemos asesorarte a la hora de vender tu casa.

 

 


También te puede interesar:

👉 Aspectos a tener en cuenta al comprar vivienda sobre plano
👉 Guía con consejos útiles para comprar casa en 2021
👉 Todo lo que debes tener en cuenta al contratar una hipoteca

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *